BENEFICIOS PARA LAS EMBARAZADAS

BENEFICIOS PARA LAS EMBARAZADAS

Los beneficios de este innovador sistema van más allá de los estéticos, “la electroestimulación muscular, incrementa la resistencia física y cardiaca, mejora la postura y favorece la formación del músculo, gracias a la precisión de los estímulos. Asimismo, tiene un impacto positivo en el aspecto estético, ya que disminuye la presencia de celulitis, tonifica y estimula la pérdida de peso”. Ayuda a perder peso: Durante el embarazo, es común que las mujeres ganen algo de peso, además sus músculos pierden tonicidad y fuerza, con una dieta balanceada y ejercicio localizado con electroestimulación, se pueden trabajar zonas específicas, como el abdomen, las piernas, el tronco para fortalecerlo y tonificarlo, se verá como pierde ese peso de más y reafirma sus músculos. Ejercita la pelvis: Algunas mujeres después del parto, pierden la efectividad del suelo pélvico, lo que les causa incontinencia urinaria y otras dificultades. Para esto, la electroestimulación ayuda a despertar los músculos del suelo pélvico y a ayudarlos a mantener su contracción. Asimismo, alivia otras dolencias, como desgarros vaginales y perianales tras el parto. Reafirma los pechos: Con ejercicios específicos, la tecnología EMS, recupera, reafirma y fortalece los músculos del pecho de las mujeres que terminaron de lactar y sienten que sus senos no se ven como antes, lo cual puede ser cierto, ya que debido al aumento de volumen por la lactancia y al aumento de peso, pueden tornarse flácidos y verse un poco caídos. Elimina la diástasis abdominal: La diástasis es una dolencia que afecta a más del 60% de mujeres luego del parto, consiste en la separación de los músculos rectos del abdomen y produce una apertura en la parte central. Para recuperar la forma y favorecer la aproximación de dichos músculos, se recomiendan ejercicios enfocados al área abdominal y core. “El éxito de esta tecnología radica, entre otras cosas, en la presencia de un entrenador personal que guia y supervisa la rutina, especialmente diseñada para cada persona, según sus necesidades y capacidades. Motivo por el que no debe ser entendida como una forma de gimnasia pasiva, sino un entrenamiento inteligente y efectivo”. Es lógico que este producto no puede venderse ni como la panacea para conseguir distintos objetivos ni como un método dañino para todo aquel que lo practique. En el caso del rendimiento su utilización se encuentra bastante extendida, sobre todo en deportes que requieren un reclutamiento veloz de las fibras musculares. Nos referimos a la fuerza explosiva. Entrando más en profundidad analicemos una pequeña revisión sobre los estudios científicos al respecto. Un primer estudio trató de analizar los efectos de combinar el entrenamiento pliométrico con electroestimulación en atletas adolescentes. Se estudiaron distintas variables pero los resultados mostraron que la combinación de ejercicios pliométricos con otros ejercicios a una intensidad de electroestimulación de 150 Hz lograban incrementar el salto vertical después de 8 semanas. La mejora se produjo en aptitudes como la fuerza explosiva, la fuerza elástico-explosiva y la fuerza elástico-explosiva-reactiva. Su aplicación se trasladaría a multitud de modalidades deportivas. Otro estudio investigó sobre los efectos de la electroestimulación (EMS) en futbolistas. Se analizó la aplicación de un programa de 5 semanas de duración con EMS y sus efectos sobre variables como la fuerza muscular o la velocidad de sprint. Las conclusiones mostraron un claro incremento de la velocidad de la pelota tras el golpeo, una afirmación que podría encaminar los métodos de entrenamiento de futbolistas hacia la electroestimulación. Un tercer estudio analizó un programa de entrenamiento con electroestimulación en tenistas y, además, su influencia sobre la capacidad anaeróbica presente en tal disciplina. La duración del programa fue de 3 semanas en pretemporada, con una duración de estímulo de 16 minutos a una frecuencia de 85 Hz. Como conclusión final los autores afirman que la aplicación de electroestimulación progresiva en una pretemporada de tenis podría llevar a un incremento de la capacidad anaeróbica de los deportistas. A modo de resumen, y tras observar los estudios mencionados, podríamos decir que la electroestimulación es un estupendo método para el rendimiento deportivo siempre y cuando se combine con otras metodologías. Sin embargo la especificidad que debe caracterizar todo entrenamiento deportivo podría determinar la eficacia en su utilización. La ciencia deberá, por tanto, seguir analizando los efectos de la electroestimulación sobre las variables que definen el rendimiento.